Noticias

25 de Noviembre de 2014

Los campeones de la Copa Chilectra se hicieron respetar en casa

Los representativos masculinos de Qulicura, y femenino de Independencia, derrotaron a sus pares colombianos y se quedaron con la primera versión de la Copa integración Chile-Colombia que se disputó en el país.

Definitivamente los representativos masculinos de Quilicura y femenino de Independencia no olvidarán nunca su paso por la edición 2014 de la Copa Chilectra.

Primero porque tras meses de lucha y esfuerzo lograron levantar la copa de campeones del torneo de baby fútbol más importante del país el pasado 27 de septiembre en el Teatro Caupolicán, pero también porque en su condición de monarcas de la Copa Chilectra les permitió dejar bien alto el nombre de Chile.


Primero fueron las chicas de Independencia, quienes a base de talento, fuerza garra y amor propio, se trajeron a Chile por tercer año consecutivo desde Brasil la Copa en disputa, tras derrotar en un partidazo al equipo de Craque del Mañana.

Y sólo hace unas semanas fue el turno de los campeones de Quilicura, quienes remataron en el segundo puesto en el cuadrangular internacional Copa de la Integración Endesa Fundación Real Madrid, donde los monarcas no conocieron la derrota, pues derrotaron a sus pares de Perú e igualaron con el elenco brasileño y con la Sub 13 del cuadro merengue.

Un paso triunfal que los reyes de la Copa Chilectra 2014 coronaron el pasado jueves 20 de noviembre, cuando volvieron a inscribir su nombre en la historia al proclamarse campeones de la primera versión de la Copa de la integración Chile-Colombia que se disputó en las canchas de la fundación Iván Zamorano.

Los representativos nacionales tuvieron que trabajar para doblegar la resistencia de sus pares colombianos, quienes intentaron amagar por todos los medios la fiesta de los chilenos en su casa. Pero no pudieron.

Esto porque a primera hora las chicas de Independencia tuvieron que desplegar su habitual fútbol atildado y juego colectivo para quedarse con la victoria, la que eso sí, sólo pudieron conseguir en la definición mediante tiros penales, tras igualar 1-1 en el tiempo regular.

Definición donde la monarcas sacaron relucir toda la jerarquía y experiencia adquirida para con goles de Anais Fariña y Allison Herrera entregarle el título a su equipo, el tercero de la temporada.

Tras eso fueron los chicos de Quilicura quienes saltaron al gramado sintético de la cancha N° 4 de Iván Zamorano para enfrentar el equipo masculino de la Fundación Revel, quienes en una muestra de buen fútbol y juego de equipo lograron el triunfo 2-1, con goles de Joaquín Acevedo y Benjamín Valdés, para darle a Chile la segunda copa en disputa.

La fiesta era total. Y qué mejor que festejar con un asado de camaradería, el que se realizó tras la premiación de la primera versión de la copa de la Integración Chile-Colombia. ¡¡¡Grande campeones!!!